Diez años volando a Praga

  • Iberia ha ofrecido cerca de 980.000 asientos en la ruta Madrid-Praga desde la inauguración de la ruta.
  • Iberia refuerza su capacidad en esta ruta con una frecuencia adicional durante los meses de la temporada de invierno 2017/2018.

Un avión de Iberia en el aeropuerto de Praga

Iberia celebra hoy el 10º aniversario de sus vuelos entre Madrid y Praga. Durante estos diez años de operaciones, Iberia ha ofrecido cerca de 980.000 asientos en esta ruta, que ha consolidado con hasta 13 vuelos semanales durante los meses de verano y cuatro frecuencias a la semana durante los meses de invierno.
 
Celia Muñoz, gerente de Ventas de Iberia en Europa, Oriente Medio, África y Asia, afirma: “Praga es uno de los destinos favoritos de los turistas españoles que viajan por motivos culturales, aunque también son importantes las relaciones económicas entre España y la República Checa, en especial en el ámbito industrial. Con nuestros vuelos entre Madrid y Praga, hemos contribuido a que estas relaciones culturales y económicas sean más estrechas.”
 
En los últimos años, el número de pasajeros que han viajado con Iberia entre Madrid y Praga ha aumentado en paralelo con el incremento de las visitas turísticas de ciudadanos a españoles a la República Checa: cerca de 230.000 turistas españoles visitaron este país centroeuropeo en 2016, casi un 12 por ciento más que el año anterior. Así, de enero a agosto de 2017, la compañía aérea transportó un 2 por ciento más de pasajeros entre Praga y Madrid que en el mismo período del año anterior. Con el fin de adaptar la capacidad de la ruta a la demanda, Iberia reforzará su oferta con un quinto vuelo semanal durante los meses de invierno, uno más que en la temporada invernal 2016/2017, lo que supone un crecimiento del 20 por ciento.
 
Iberia opera la ruta Praga-Madrid-Praga con aviones A320 y A321, que pueden acomodar entre 136 y 200 pasajeros y que están equipados con  clases Business y Turista.